¡Hola de nuevo! Cada mes realizo una lectura conjunta con el club de lectura Oasis Literario, este mes hemos compartido esta maravillosa lectura «El día que dejó de nevar en Alaska» de Alice Kellen.

Personalmente a mi esta autora me encanta, puedo decir que esta entre mis favoritas, sus novelas desprenden emociones que con otras historias quizás no sienta lo mismo, siempre tienen algo que te hace reflexionar, esta novela no va a ser menos.

Os dejo la sinopsis para que vayáis abriendo boca de lo que os espera con esta novela, os sorprenderá.

Resultado de imagen de el dia que dejo de nevar en alaska

De la autora New Adult más leída en nuestro país.
Alice Kellen nos sorprende de nuevo con una gran historia de segundas oportunidades y destinos que se cruzan.
Un romance que fundirá hasta el corazón más helado.

Un chico con el corazón de hielo.
Una chica que huye de sí misma.
Dos destinos que se cruzan.
Heather cree que solo hay tres cosas que sabe hacer: atraer problemas, salir huyendo y correr. Así es como termina en Alaska, en un pequeño pueblo perdido, trabajando de camarera mientras intenta llevar una vida nueva y tranquila. Su único problema es que uno de los dueños del restaurante parece odiarla y que ella nunca antes ha conocido a nadie que despierte tanto su curiosidad. Nilak es reservado, frío y distante, pero Heather puede ver a través de todas las capas tras las que se esconde y sabe que en ocasiones hay recuerdos que pesan demasiado; como los de sus propios errores, esos que intenta dejar atrás.
Pero, a veces, la vida te da una segunda oportunidad.
La nieve empieza a derretirse.
Y todo encaja.

 

Opinión Personal

Este libro es muy especial, te va conquistando poco a poco desde el principio, cuando un libro te trasmite grandes emociones puedo decir que ese libro nunca lo olvido.

Te aseguro que este libro te sacara alguna lagrima, la historia que esconde en su interior no te dejara indiferente, te hará reflexionar sobre la situación y quizás empieces a fijarte en pequeñas cosas y no dejarlas escapar.

Lo cierto es que «El día que dejó de nevar en Alaska» es una historia triste pero muy bonita al mismo tiempo, te dejará una sensación extraña de como quizás vemos las cosas desde fuera.

La autora es muy cercana a la hora de escribir sus novelas, puedes transportarte a Alaska leyéndolo, te describe muy bien las situaciones, ademas estos días que en vez de primavera parece que hemos vuelto al invierno lo he leído super bien, con manta incluida.

Los personajes son todos geniales, no puedo decir que haya ninguno que odie como en otras novelas, aquí son todos adorables, con mas y sus menos pero ahi es donde se esconde la historia que tu vas a averiguar.

Los capítulos son corto, para mi es algo de agradecer porque leo muchísimo mas, te va enganchando un capitulo con otro y quieres saber que ocurre mas.

También he decir que entre un capitulo y otro hay unas cartas tipo diario, atentos y no os salteis ninguna, yo al principio no entendía muy bien de que iba eso pero despues encaja todo.

Pero tengo que resaltar que el mejor personaje de la historia sin duda es Caos, un Husky que sin duda es la superación en «perro» junto con Heather son un gran equipo, son uno en verdad, se complementan y se entienden a la maravilla, para mi esta es la esencia del libro, esta historia de ser quien eres, no tienes que demostrar nada para ser mejor, simplemente hazlo de corazón, tu lo vales, a tu manera, pero siempre seras tu. Me emociono un poco aun con esta historia.

De verdad me encantaría que lo leyeras y ver el mensaje de esta novela, se lee rápido, esta novela tiene que llegar a muchísimas personas, es muy emotiva.